Viaje x Argentina - Etapa 1

Ir abajo

Viaje x Argentina - Etapa 1

Mensaje por Invitado el Mar 17 Feb 2009, 02:34

Bitácora de viaje # 13-1: Etapa 1, Corrientes

Ybrero en ruta, (250 cc.):
Danny Karaoke

Derrota:
Gral.San Martín (Bs.As.) hasta el Depto.de Esquina (Corrientes)

Kilometraje y tiempo: 588,7 Kms en 9h:35’


Los gustos hay que dárselos en vida, así que luego de estar bastante oxidado y de mi alejamiento de las rutas x diversas causas que me tuvieron bien quietito, decidí salir del freezer.

Domingo x la tarde José M.y Lore me acercan las remeras para los nuevos ybreros de las provincias de Salta y Jujuy, con lo cual cae en mis manos una gran tarea “evangelizadora” de ampliar las fronteras llevando nuestras buenas vibras del club ybr a todos los rincones de nuestra querida patria. Altísimo honor.

Esta es una ruta diferente a todas las anteriores, por varios motivos: A) distancia: planeo mejorar mi marca personal que hasta ahora llega a los 1214 kms (viaje a club ybr La Pampa) y estimo que ahora, aunque en varias etapas, el total supere esa cifra. -- B) Es una ruta 100% solitaria ya que en esta ocasión no tengo el honor de contar con mis habituales amigos y colegas de antaño. Tampoco mi querida Sole, que por problemas personales no pudo venir. -- C) Tiempo: esta vez no va a ser una ruta “de dos dias” sino que por lo menos estimo estar 4 o 5. En esta ocasión ya no hay una presión directa por tema laboral o compromisos asumidos (bah, en realidad si, porque este viernes tengo que estar de regreso si o si) y -- D) Velocidad: al no tener apuro, quise que la velocidad de crucero fuera muy tranquila ya que para recorrer tantos kms es menester preservar al vehículo todo lo posible.

Domingo por la noche, me preparo en casa, luego de haber acondicionado a Lúcia para este viaje con una nueva cubierta trasera Dunlop (gracias Teb!!) y un buen service de Chipy (gracias JM). Viendo algunas de las fotos de colegas que recontracargan sus motos hasta reventarlas, me pregunto –luego de horrorizarme un poco ante el panorama- si realmente usarán toooodas esas cosas que llevan?
Recuerdo que en una época yo también hacía eso, pero luego de ver que solo sobrecargaba mi vehiculo sin producir –en mi caso, al menos- una utilidad “real”, cambié de política y decidí que cada vez que pueda evaluaría mejor qué llevar y qué no, en base a la experiencia. Por eso, finalmente traje una mochila con la notebook y la camara digital (sin bitácoras no hay post y sin post no hay vida decente!! Ja ja) y también traje el baulcito givi que con dos o tres cosas, está 70% lleno. Aun así creo que traje muchas cosas al p…

Salida: domingo a la noche y un viento amenazaba cobardemente con ganas de traer de nuevo a la lluvia, a lo que pienso KICKFUCK y armo la moto + mi equipo listos para salir, no sin algo de demora minutos después de medianoche. Por fin, 1:35AM salgo de casa con destino la Panamericana y luego rutas 9, 6 y 12 hacia Entre Ríos y luego el destino final estaba fijado en Esquina, Corrientes. Un hermoso lugar al que vine muchas veces entre 2000 y 2003 pero siempre x cuestiones laborales y nunca lo había realizado en moto. Y es nada menos que la localidad donde nació el más groso: Diego A.Maradona
Nuevamente al viajar un día y horario no convencionales conseguí evitar la carga de ruta y viajé con mucha comodidad. La velocidad de crucero fue de entre 80 y 100 km/h y la moto se comportó estupendamente, con una exigencia de bajas RPM y poco peso (excepto x el piloto)

Lo imprescindible de este viaje, en cuanto a equipamiento, sin dudas es el GPS. Casi todas las rutas que tengo en mente transitar son para mí desconocidas parcial o totalmente. Así que, aparatito en el parabrisas, me hice al camino y viaje 100% seguro. Luego del peralte loco en Zarate y al cruzar el 2do puente (el que divide Bs.As. de Entre Ríos) es inevitable que te pare Gendarmería, pero por suerte tienen ahí buena onda y luego de revisar mis papeles, seguí mi camino sin problemas. Incluso aproveché la parada para colocarme los tapones auditivos que en rutas largas han demostrado ser muy útiles, al igual que las gafas amarillas para visión nocturna.

Por suerte no fue necesario excederme en el abrigo y un polar con rompevientos fue más que suficiente para pasar la noche entera manejando en ruta abierta sin sentir frío. Parece mentira, pero SIEMPRE hay algo que calculo mal. En esta ocasión, fue el descanso: me confié demasiado en que mis energías eran suficientes para salir a la ruta sin siquiera “reforzar” con una mini siesta, luego de un domingo familiero extenso. Craso error!
Cuando la oscuridad se hizo reinante en la soledad de la madrugada, más allá de Ceibas y casi llegando a Gualeguay, es donde empecé a cabecear y luego del enojo por mi error de cálculo vino la preocupación de la obvia pregunta: “y si me quedo dormido?” Empecinado como una mula terca, decidí seguir adelante y confiar en que pronto amanecería sobre el derrotero y que con la luz del alba tendría ocupada la vista y mis pensamientos en otra cosa porque la oscuridad circundante era una clara invitación al sueño.

Hice solo una parada de reabastecimiento de combustible en La Paz, última localidad entrerriana antes de ingresar en territorio correntino y ahí me di cuenta de que los movimientos “locos” para despabilarme que hice durante la noche, había logrado entumecer totalmente mi pierna izquierda y no podía pisar bien con el pie que depende de ella. A tal punto que tuve un tropezón bien feo cuando baje a desayunar en la estación de servicio y luego un segundo tropezón cuando baje a tomar la foto del amanecer, cayéndome solito en el asfalto de la ruta 6. Más tarde iba a darme cuenta que también había ajustado demasiado los cordones de mis zapatos. Mal… mal…mal combo.
La ruta seis: Que ruta de m… ! y eso que recientemente la fueron arreglando… los muy caretas se dan el lujo de colocar carteles de “asfalto en mal estado”, otros de “calzada sin demarcar” y unos de “zona de baches” pero esos NO son carteles provisorios, sino “definitivos” ya que el problema persiste hace muchos años y no se ve ninguna cuadrilla efectuando reparaciones, así que el problema está para quedarse, según parece.
Al mal estado de esa ruta se le suma el hecho de que no está demarcada y tuve suerte de transitarla cuando ya era de día, sino seguro que me despistaba y terminaba, medio dormido, con la moto entre los yuyos.

Pero la larga noche rutera tuvo un buen broche de oro: a mi derecha cuando la mañana empezaba a clarear, apareció el sol y la ruta se hizo mucho más llevadera, con sueño y todo, fue la señal de que faltaba poco para llegar.

Llego a Esquina, Corrientes antes del km 700 de la Ruta 12 y fue muy lindo encontrarme con gente amiga de otros años. Lamentablemente llegué tarde para ver la noche anterior que fue de carnaval y ese es el acontecimiento más importante del pueblo, todos colaboran haciendo trajes, armando carrozas y aquí lo viven con una importancia mayor que un partido de Boca vs. River. También en Esquina hay dos “bandos” de comparsa: Uno es “Carú Curá” y sus archirivales son “Yasí Berá”. Ambas comparsas son de adultos (participa hasta el reportero oficial del canal de TV del pueblo, tan serio el tipo y en la comparsa se baila todo! Ja ja) y las dos también tienen sus versiones infantiles: “carucuracitos” y “yasiberitos”, respectivamente. Nota de color: Caru Curá tiene un movil “tradicional” que es un Ford T recontraviejo pero que aún funciona y me acuerdo que una vez hace años cuando recalentó el motor (había como 8 personas colgadas de él) su conductor no tuvo mejor idea que echarle al radiador una damajuana de tinto, en medio del desfile… y se fue andando! Jua!

Hoy al mediodía, rengo y todo como estoy, me fui a almorzar frente al río a un lugarcito llamado “el aljbe” es un restaurant museo con antigüedades gauchescas donde las pastas y todo lo que tienen lo hacen casero POSTA, incluyendo la maquinita manual para cortar fideos y ravioles, que obviamente los preparan delante tuyo al lado de tu propia mesa. Y encima atienden con toda la amabilidad (se ganaron muy buena propina) y cobran muy accesible, en un lugar con vista al río Paraná. Spaghettis con una coca: $18 una GANGA!! Y la calidad de la comida es de otro planeta… lo recomiendo con los ojos cerrados!

Aproveché e hice la digestión con una clásica “vuelta al perro” (alta calesita oficial del pueblo, uniendo con ambas avenidas las dos plazas principales) y como hacía mucho calor, me vine a dormir (ahora si) una siestita para estar x la noche pila-pila e ir al sinoca, que queda a 100mts del restaurant museo. Antes de volver al hotel, mini sesión fotográfica y aunque es un pueblo chico, Esquina tiene mucho que ofrecer, sobre todo si te gusta la pesca del pacú, o el escolazo y hasta tiene barcitos, boliches y una bailanta llamada “hechizo la mega tropi” (posta, eh?). Otra cosa que siempre me gustó de este lugar, además de su infraestructura modesta pero completa y sus paisajes, es su gente: aquí es muuuuuy normal ver a casi toda le gente sentada en la vereda “tomando fresco” y unos mates, chusmeando como se solía hacer en otras épocas donde la palabra inseguridad estaba solo en el diccionario si uno iba a buscarla…la candidez y buena onda es para destacar y hacen sentir bienvenido a cualquiera, incluso si sos “porteño” ja ja ja. Siempre te integran a sus charlas, te convidan unos verdes, se muestran genuinamente interesados en lo que tengas para contarles, en fin: comparten de verdad, sin importar si sos de un lado u otro, si tenes $$ o no, ellos le ponen verdaderamente muy buena onda. Cosas como ésa hacen que uno siempre quiera volver. Encima, Esquina también es una localidad bien motera y se puede en sus callecitas ver gente de todas edades usando las 2 ruedas.
Otra cosa linda es que acá saludan como en muchos lugares de Europa: con DOS besos.
Lo unico “malo” es que Internet es un bien muy codiciado x estos lares no hay wi fi ni banda ancha. Aun están con el dial up. Según me cuentan, cuando iban a instalar la antena de Telecom para banda ancha, los lugareños hicieron una protesta porque pensaban que esa torre traería cancer y otros males que las torres eléctricas suelen tener.

Luego de una siesta prolongada y obligada, seguida de una buena ducha, fui a cenar al “centro” (son cuatro cuadras) y comí dos excelentes burguers caseras con fritas y coca x $12. Nuevamente la calidad de la comida y el servicio me hicieron dejar unos manguitos extra de propina ya que como dice el refrán: “sarna con gusto, no pica”. Mientras estoy cenando, se me acercan dos muchachos locales y luego de saludarme respetuosamente y presentarse, se sentaron a mi mesa para hacerme varias consultas sobre Lúcia. Esquina es una localidad motera pero ciertamente no es “ybrera” ni tampoco hay cg’s o twisters de manera habitual. Muchas smash y zanellas 2T, y una o dos motos “grosas” (Katana y un RR conforman el total de su parque de motos) asi que un YBR 250 debe haberles parecido sapo de otro pozo. Los muchachos estaban con otro que era el dueño de la única twister del pueblo y que no se acercó a saludarme… je je je será porque sus amigos estaban medio flasheados con la opción Yamaha?? Juira la carburetta! Ni en los pueblos le queda un lugarcito ja ja ja
Me despedí de mis “nuevos amigos” y fui un ratico para el templo, o sea: al casino. Totalmente renovado con varias mesas (la ultima vez que había ido fue en 2003) y noté que estaba mucho mejor y mas grande. Pero lo mejor es el precio: las jugadas de ruleta -me refiero a la física, no la virtual- se pueden hacer a partir de $1 la ficha. Para los que no sepan, esas jugadas “simples” en un casino como el de Puerto Madero arrancan en $5 la ficha.
Habitualmente juego a chances, y en Pto.Madero me hubiera salido un mínimo de $100 por cada bola, pero aquí el costo de esa jugada era de $40. Mucho más conveniente. Con algo de paciencia traté de “estudiar” la movida de esta ruleta y compré $100 en fichas. Al cabo de 6 bolas (no jugué en todas) mi recuento arrojó $180, con lo que me di por satisfecho y me retiré con una pequeña ganancia de $80 que me vienen bárbaro para que el hotel (con pileta, aire y cable) me salga casi gratis ($89).

Una espectacular visita a este noble y bien equipado pueblo correntino y su hermosa gente, siempre tan copada.
Me voy a dormir y mañana salgo temprano hacia el próximo destino: paso de Los Libres y luego a Uruguayana (Brasil) en lo que será la 2da etapa de esta ruta “a plumas verdes” (lleva ese nombre por la cantidad de kms.)

CONTINUARA…

Abrazo grande a todos!
Danny Karaoke

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Viaje x Argentina - Etapa 1

Mensaje por Invitado el Mar 17 Feb 2009, 02:36





Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.